DIEZ BARRERAS PARA COMUNICARSE EFICAZMENTE

Autor. Dr. Oscar J. Franco O, Abogado Conciliador-Mediador.

e-mail:mediación@cantv.net

Presidente del Centro Venezolano de Conciliación y Mediación

 

La comunicación es la esencia de las relaciones que mantenemos con todos aquellos que nos rodean, sin importar el grado de cercanía afectiva, ni el tiempo en que permanecemos en contacto, ni siquiera si son de nuestro agrado o estamos en desacuerdo con sus puntos de vista o su actitud. Sencillamente, tenemos que comunicarnos para poder sobrevivir, si no nos comunicamos no comemos, no amamos, no trabajamos, no socializamos y lo que es muy importante si nos comunicamos mal no nos dan de comer, no nos aman y no nos darán trabajo y nos aislamos. El hecho cierto es que todos nos comunicamos, el problema es cuando, como, en que cantidad, con quien  y donde. Cuantas veces hemos dicho algo con la mejor intención pero en el peor momento, o de una manera que no agrado a quien nos dirigíamos. Se dice que hay personas poco comunicativas o por el contrario que son sumamente expresivas y hasta se habla de fenómenos comunicacionales o comunicadores natos. Ahora bien, la forma que cada uno tiene de comunicarse esta directamente ligada a factores intrínsecos de la personalidad de cada uno, factores culturales, educativos, étnicos, inclusive de genero sexual, todos sabemos que las mujeres y los hombres en términos generales y prácticamente en todas las culturas utilizan técnicas muy diferente para expresar sus ideas  y comunicar sus sentimientos,  En vista de esta diversidad es inútil analizar quien es mejor o peor comunicándose, sin embargo estudiaos muy detallados, han resumido los errores mas frecuentes que cometemos y que solo sirven para alejarnos y no permiten entendernos con las otras personas.  Dos estudios refieren al tema, el primero por la profesora Nancy J. Foster del Centro de Mediación del Norte de California, USA y un trabajo publicado por el Department of Veterans Affairs, Washington USA, ambos muy interesantes. Junto con mi experiencia personal como mediador profesional, haré una recopilación de  lo que llamamos Diez Barreras para una Comunicación Efectiva, nótese que decimos efectiva y no hablamos ni de buena, mala, pobre, simpática ni antipática. Estamos refiriendo a cosas que decimos y actitudes que adoptamos que  impiden que la comunicación sea eficaz. Primera: Aconsejar sin que no los hayan pedido Dar consejos puede entenderse como que uno considera que la otra persona es incapaz de solucionar sus problemas, además aunque la intención sea buena, en la gran mayoría de los casos nos equivocamos en lo que aconsejamos, porque la verdad es que no conocemos la situación en profundidad y lo que creemos es lo mejor para nosotros. No consideramos que  es la otra persona quien esta viviendo la situación y le conviene buscar una solución propia, .Segunda: Juzgar, criticar, culpar, la actitud de los demás Ej.: “Estas totalmente equivocado”, “Lo que pasa es que eres muy descuidada”, “No tienes idea de lo que estas hablando”. Aunque tengamos razón, no establecemos ningún vínculo de comunicación efectiva. Es muy raro que a alguien no le afecte negativamente una crítica frontal. En la inmensa mayoria de los casos, estamos convencidos que las actitudes o decisiones que tomamos, son correctas y adecuadas, por lo tanto no nos puede caer bien que abiertamente se nos culpe o acuse. Tercera: Ridiculizar, desmoralizar Ej. “Tu como estabas loco cuando  hiciste eso” “Hay que ser bien bobo parar creer eso” “Te dejaste engañar como un bebe”. Si lo que se quiere es ayudar, se consigue todo lo contrario. La otra persona normalmente asume dos posiciones o se siente muy mal y su autoestima decae o reacciona fuertemente de forma agresiva, puesto que en el fondo se siente agredido Cuarta: Oír pero no escuchar. No mostrar interés por lo que te están comentando, o no dejar que la otra persona se exprese, en el fondo le estas diciendo, no me interesa lo que tu piensas. Quinta: Ignorar el problema de la otra persona Ej.: “Mas se perdió en la guerra “No te quejes tanto y trabaja” “La vida es así”. Minimizar las circunstancias puede hacerse con la finalidad de restarles importancia, a fin de que el interlocutor se sienta mejor, pero lo que se logra es que más bien que piense que no le entienden o que es incapaz de resolver la situación, a pesar de que para los demás no es nada grave. Sexta: Amenazar, prometer acciones o hechos que sabemos no se van a cumplir Ej.: “Si no sales bien en los exámenes te quito el carro”. A sabiendas que a menos que el alumno reciba clases adicionales no va a mejora y que si le quitas el carro no hay forma que vaya a la universidad. Séptima: Interrogar, curiosear, entrometerse. Es muy delicado fisgonear en la vida de los demás, debemos mostrar interés, pero entender, respetar y mantener las distancias que la otra persona establece. Estamos claros que hay relaciones familiares y amistades que permiten que estas distancias sean acortadas, sin embargo hay que estar claros en el objetivo que perseguimos, queremos ayudar o simplemente curiosear. Podemos ayudar o vamos a complicar. Octava. Ofender: Es obvio. No obstante, muchas veces lo hacemos inconscientemente, por descuido o sin saber que lo estamos haciendo. Novena: No respetar, entender o apreciar las diferencias culturales que se mencionaron arriba: “Todas esa gente es mala paga” “En esa ciudad todo el mundo es grosero y antipático”. Se comete el grave error de estereotipar, sin saber cual son los valores de la otra persona Décima: Exigir rectificación  o cambio de actitud de los demás. Muy de moda en estos momentos. Si alguien esta convencido, con o sin razón, de que lo que esta haciendo es lo mejor para el, para su familia, en su empresa y que de paso el equivocado es Ud. y sin embargo Ud le exige que rectifique.   ¿Porque  se extraña que no lo haga? ¿Ud lo haría??