PREGUNTAS COMUNES AL MEDIADOR Y REFLEXIONES SOBRE LA MEDIACIÓN EN LOS CONFLICTOS ACTUALES EN EL PAIS.

En los seminarios que dictamos sobre los medios alternativos de resolución de conflictos en diferentes foros, especialmente en los Colegios de Abogados, en todo el país, nos han formulado varias preguntas, que se repiten frecuentemente. En el Punto a Favor del mes pasado, respondimos la primera de ellas, en esta oportunidad, nos referiremos a dos  interrogantes muy  comunes. La primera es: ¿ Si los abogados recurrimos a la mediación para resolver los conflictos de nuestros clientes, como se verán afectados nuestros ingresos por honorarios y el ejercicio profesional? Esta preocupación es perfectamente valida y ha ocupado la mente de los colegas abogados en todos los países del mundo, donde se han implantado estos  medios alternativos. En primer lugar, insistimos en que son medios alternativos, no sustitutivos de la justicia ordinaria. Al igual que litigar, negociar, transigir, etc. la mediación representan otra herramienta que el profesional del derecho cuenta, para cumplir su misión de contribuir a resolver el conflicto de su cliente. Recordemos que  no todos los casos pueden sé mediados y aunque estadísticamente esta demostrado, que los conflictos en los cuales se acude a la mediación, el 85% al 90%, se resuelven satisfactoriamente para las partes, como ven no sucede en todos. En nuestras charlas invitamos a los colegas a reflexionar, sobre la preocupación que alarmó a los odontólogos, cuando los gobiernos y la industria privada desarrollaron e implantaron medidas preventivas para la caries, su reacción inicial fue pensar que le estaban quitando la clientela y se quedarían sin trabajo. Muy por el contrario, estos profesionales de la salud, se especializaron en problemas más complejos que  a la larga les resultaron mucho más satisfactorios profesionalmente y mas lucrativos (solo recuerden cuanto les ha costado la endodoncia de sus hijos). Lo que queremos resaltar es que a primera vista pareciera que para el abogado  resulta más beneficioso económicamente, demandar y proseguir un juicio durante un periodo supuestamente determinado de tiempo. Sin embargo, les insto a  recordar la realidad de nuestro proceso judicial en cuanto a tiempo, resultado y presión de los clientes. Lamentablemente, es harto frecuente ver que  muchas veces los honorarios causados pasan a ser honorarios intimados. El abogado y su cliente que decidan ir a  mediación, acordaran los honorarios profesionales por el análisis del caso, preparación y estrategias de negociación  para la mediación, redacción del acuerdo final etc.. Estos honorarios estarán causados al terminarse la mediación y no años después con la sentencia definitivamente firme. Por otro lado, vale la pena resolver de manera  expedita los conflictos menos complicados y dedicarle mas estudio y tiempo a aquellos que necesariamente deben litigarse. La segunda pregunta esta íntimamente ligada con la primera ¿Cuánto son los honorarios del mediador?.  Depende de  si Ud. acude a un centro de mediación o a un mediador privado, en el primer caso encontrará tasas de honorarios y gastos administrativos, según el criterio del centro. Si es un mediador privado, se acostumbra a fijar una tarifa por hora de mediación, para lo cual el mediador y las partes se reúnen previamente al acto de la mediación para analizar el caso y hacer un estimado del numero de horas necesarias, las cuales normalmente  oscilan entre cuatro y seis. En caso de extenderse o de considerarse necesario realizar otra sesión, se discutirá en el momento. Es importante dejar sentado que el mediador privado en ningún caso debe cobrar un porcentaje en base al monto del acuerdo final, así como que  para este profesional no es importante la cantidad que esta en disputa, pues percibe los mismos honorarios, si el conflicto se basa en cien  o diez millones de Bolívares. En todo caso, les aseguramos que los costos serán muy inferiores a  los que se causarían al entablar un procedimiento judicial.

Con el permiso del lector me aparto del tema, pues deseo aprovechar esta oportunidad para hacer algunas reflexiones sobre la frecuencia con que se han mencionado a la conciliación y a la mediación, como los métodos más idóneos para resolver algunos de los graves conflictos que han aquejado al país en las ultimas semanas. Me llama poderosamente la atención la confusión que existe a todos los niveles sobre ambos procesos, veo con preocupación que algunos casos se pensó en imponer mediadores, en otras ocasiones surgieron personalidades con excelentes intenciones, que manifestaron su intención mediadora y expresaron su indignación porque, desde su óptica particular,  se estaba cometiendo una injusticia contra la parte en conflicto que goza de su simpatía o porque por el contrario tal o cual grupo había cometido un acto ilegal, pernicioso, doloso o de mala fe, por tanto debía repararse el daño. Otros mediadores, se acercan a las partes motu propio, sin que estas o una de ellas, este dispuestas a utilizar este método para solucionar el conflicto y por ultimo mediadores con soluciones propias para el conflicto. Repito, me preocupa porque se percibe confusión sobre los principios básicos que imperan en la mediación y la conciliación. Estos son la  neutralidad e imparcialidad del mediador, la confidencialidad del proceso, el respeto que el mediador debe tener por las partes y el proceso en defensa del principio inalienable de la ética del mediador y dejo para ultimo, sin reflejar que sea menos importante sino todo la contrario, el principio de AUTODETERMINACIÓN DE LAS PARTES, es decir son ellas las cuales deciden cual es la solución del conflicto que satisface sus intereses preservando el concepto de beneficio mutuo.

Autor: Oscar J. Franco O. Abogado, Conciliador-Mediador

Tel. 0212-7626658-7627775

Fax: 0212-7630454

mediacion@cantv.net

mediador@cantv.net